La corrupción no solo detiene el crecimiento económico, incentiva la competencia desleal, genera riesgos legales, reputacionales, operativos y de contagio para las empresas, sino que encarece sus costos. En los últimos años, las empresas han entendido que los daños que causa la corrupción pueden afectar sus actividades en cualquier sector económico, grandes, medianas o pequeñas, sin importar si son nacionales o multinacionales.
Por esto, es una tendencia creciente que muchas empresas apliquen principios y pongan en práctica más acciones concretas y transparentes que protejan sus inversiones y la buena reputación de su marca.
Con el fin de apoyar a estas empresas, la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la Cámara de Comercio de Bogotá, el Ministerio de Justicia, y el Derecho, la Embajada Británica y la alianza Negocios Responsables y Seguros(NSR), han diseñado esta Guía para que las empresas puedan tener un mejor entendimiento de las medidas anticorrupción contempladas y fortalecer sus programas empresariales en la materia.

Fuente: UNODC, Colombia

Año: 2014

Idioma: Español