Para gestionar la participación de toda la organización en el PAEC, se debe asignar un conjunto de responsabilidades específicas que aseguren que el programa sea aplicado, ejecutado y supervisado de manera continua.

La supervisión es importante para garantizar que cada empleado y socios de la empresa cumplan el programa y lo respalden. Así mismo, garantiza que los distintos elementos del programa anticorrupción sean ejecutados de manera efectiva y eficiente. En este proceso es importante tener en cuenta los siguientes elementos: