Viena, 7 de noviembre de 2017. El programa Anticorrupción de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Colombia participó durante el séptimo período de sesiones de la “Conferencia de los Estados Parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción”, a través del panel “Advancing anti-corruption and transparency through private sector initiatives”, donde el representante de UNODC, Bo Mathiasen, presentó los principales resultados del proyecto “Hacia la integridad: una construcción entre los sectores público y privado contra la corrupción en Colombia”, financiado por el Fondo de Integridad de Siemens (Siemens A,G).

El evento donde participaron Andrew Daniels, Head of Anti-Bribery and Corruption Centre of Excellence, GSK; Qusay Salama, Project Director, Integrity Network Initiative, from Egyptian Junior Business Association; Yujing Yue de UNODC, Viena; con la moderación de Gemma Aiolfi, del Basel Institute on Governance, surgió como una oportunidad para compartir las lecciones aprendidas, las buenas prácticas y los resultados de la experiencia para incentivar a los demás países a que la apliquen a través de acciones colectivas que reúnan a los sectores público y privado.

“”Hacia la Integridad” ha creado un ambiente de compromiso entre los dos sectores para combatir la corrupción en Colombia y una plataforma para un mejor diálogo y una mejor coordinación a través del proyecto”, destacó Bo Mathiasen.

Este encuentro internacional que se organiza del 6 al 10 de noviembre en la sede de la Secretaría de las Naciones Unidas en Viena, contó con la participación de expertos convocados para mejorar la cooperación internacional con los delegados de los Estados, cobra gran importancia en la medida en que UNODC Colombia fue seleccionada entre varias propuestas para presentar la iniciativa que está desarrollando con éxito en el país.

La Conferencia de los Estados Miembro es el principal órgano normativo de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción. Esta apoya a los Estados y firmantes en la aplicación de la convención en sus territorios. De igual manera, ofrece a UNODC orientación normativa para desarrollar e implementar actividades y mecanismos contra la corrupción.

La Convención contra la Corrupción fue aprobada a través de la resolución 58/4 de la Asamblea General de las Naciones Unidas. En su artículo 63 establece que el propósito fundamental de la Conferencia de los Estados radica en mejorar la capacidad de las naciones en términos de aplicación de la Convención, lograr una cooperación para alcanzar los objetivos de la misma, y promover y revisar su implementación.