Nivel resultante del riesgo después de aplicar los controles.